Malva silvestris (Malva)

30-150 cm de altitud. Planta anual o perenne de la familia Malvaceae; se distribuye por el área paleártica e islas Canarias y Madeira, desde ahí se ha extendido a otras partes del mundo con clima templado, sobretodo América del Norte; frecuente en la Península Ibérica.
Planta con tallos algo leñosos en la base, cuando es perenne; los tallos pueden ser ascendente o verticales, normalmente ramificados, de color verde claro y con velo blanco.
Las hojas son grandes, de 5-10 cm de diámetro, bastante redondeadas pero con lóbulos poco profundos, las basales más grandes de 3-7 lóbulos y largos pecíolos, las caulinares (del tallo) algo menores y con 5-7 lóbulos, menor pecíolo; borde de la hoja serrado; de color verde oscuro.
Las flores aparecen agrupadas en fascículos axilares de 2-8 flores por fascículo, son de color lila oscuro o morado con nervación más oscura, tienen pedúnculos de longitud variable, su epicáliz está formado por tres piezas de forma alargada y libre, el cáliz tiene 5 sépalos redondeados y soldados, dentro se encuentra la flor, esta tiene 5 pétalos escotados en el extremo; en el centro d ella flor tenemos una columna donde se insertan los numerosos estambres de color amarillo pálido, en el extremo de la columna está el estilo, son flores hermafroditas, se abren por el día y cierran por la noche, florecen desde enero hasta mediados de verano.
El fruto es un esquizocarpo, formados por mericarpos con forma arriñonada, las semillas son de color pardo; se liberan en verano y otoño.
Esta planta la podemos encontrar en cunetas, linderos, campos de cultivos abandonados, escombreras, etc., prefieren suelos neutros o nitrificados, prefieren la luz directa y espacios abiertos.
Esta es una planta muy común que no debemos confundir con Lavaterae cretica, de gran parecido, para diferenciarlas debemos saber que Malva silvestris es un color lila más intenso, que es menos costera y que sus frutos, por detrás (epicarpo), tiene tres piezas alargadas y libres.
Esta planta conocida y usada desde la antigüedad tiene múltiples usos; para los animales como alimento, ornamental, usos relacionados con el tratamiento y cuidado del cuerpo (hoy en desuso), además es huésped de numerosos insectos, destacando chinches y gorgojos.
Para mí, como para la mayoría, es una planta conocida desde pequeño, incluso nos comíamos sus frutos, cuando estaban verdes y tiernos.
Fotos de la Serranía de Ronda.

Planta en su entorno, abril 2020.

Fascículo floral, abril 2020.

Hoja, abril 2020.

Tallo, abril 2020.

Semillas verdes, se aprecia epicarpo, pequeñas hojas alargadas y libres, abril 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad