Cydonia oblonga ( Membrillo)

4-6 m de altura, árbol pequeño o arbusto grande. Pertenece a la familia Rosaceae, originario del Cáucaso y zona del mar Caspio, se cultiva desde hace más de 4000 a.C , actualmente en distintas partes del mundo, aunque con mucha menor intensidad que los manzanos y perales, parientes próximos. En la Península Ibérica se cultiva de forma discreta, normalmente un par de árboles por huerto;  este género es monotípico, solo tiene el género Cydonia; hay distintas variedades.

Tronco de color gris, con frecuencia tortuoso y con escamas cuando envejece, las ramillas son muy tortuosas y con abundante vello, las hojas son redondeadas de 10-15 cm de diámetro, simples, alternas, de color verde glabro por el haz y tomentosas por el envés; las hojas brotan antes que las flores, a final de abril, las flores son grandes de 4-5 cm de diámetro, brotan en el extremo del brote nuevo, solitarias, blancas o rosadas, con 5 pétalos, 5 pistilos y 20 estambres, son polinizadas por los insectos.

El fruto se recolecta en otoño, normalmente octubre, cuando ha perdido el vello que lo cubre, tiene forma periforme, muy agradable olor, de color amarillo brillante, de 7-12 x 6-9 cm, la pulpa es dura y áspera en crudo, de sabor ácido; tiene gran cantidad de taninos, por lo que es astringente, entre sus componentes destacan las sales minerales y Vitaminas; su principal uso en toda la cuenca mediterránea, es la elaboración de mermeladas, jaleas y carne de membrillo ( 50% azúcar), en estas recetas,  normalmente la pulpa se mezcla con azúcar y se cuece, dando un pastel de agradable sabor y aroma.

En la antigüedad cuentan, que a los novios se les ofrecía un membrillo como símbolo de fertilidad  y por el buen aroma dejado en la boca, tras morderlo.

Este árbol tiene una gran rusticidad, se adapta a todo tipo de suelos frescos, requiere lugares aireados, con inviernos fríos y veranos calurosos, soporta bien la sequía y necesita mucha luz para su buen desarrollo, le afectan poco las enfermedades, quizás el fruto es el más susceptibles, sobretodo en entornos con gran humedad, en estos casos, el fruto es atacado por insectos que lo minan y provocan deformidad en el fruto, teniendo que desechar parte de la pulpa en su consumo.

El árbol se puede reproducir por semillas (para injertarlos luego), por estacas, que es el método más usado, así obtenemos un árbol de las mismas características que el donante de la estaca; se suelen podar en forma de vaso o palma y requieren poca atención.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Frutos verdes, con la pelusa característica, verano 2016.

Capullo, marzo 2017.

Flor de membrillo, marzo 2017.

Verano 2016, frutos verdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad