Lavándula Angustifolia (Lavanda, Espliego)

100 cm. Arbusto perenne de la familia Lamiaceae; se distribuye por el área mediterráneo occidental, Francia, Italia, Baleares y Península Ibérica, desde esta área se ha introducido en otras zonas mediterráneas.

Tronco leñoso en las plantas que tienen varios años de vida, color marrón a grisáceo, la corteza se deshilacha longitudinalmente y no tiene capacidad de rebrotar a este nivel.

Los tallos tiene forma cuadrada con bordes redondeados y pilosos.

Las hojas son de color gris cuando nuevas y verdes al final del desarrollo, cubiertas de vello blanquecino, acuminadas o lanceoladas, de 2-6 cm de largo por 2-5 mm de ancho, son perennes y tiene el borde entero, en el reverso destaca el nervio central elevado, las hojas aparecen opuestas o en fascículos (varias hojas salen de la misma zona).

Las flores aparecen en verano, en largos tallos florales no ramificados (si el tallo floral está ramificado, no corresponde a esta especie), de 10-15 cm de largo, las flores son hermafroditas, de color azuladas, se presentan en pisos o sobre planos próximos que forman espigas, tiene un largo tubo cálice con pétalos fusionados que forman un labio superior largo bilobulado y otro inferior más corto y trilobulado.

Las semillas maduran en otoño y son de color oscuro, agrupadas en tetranúculas, pequeñas y cuadrangulares.

Se reproduce bien por semillas o esquejes.

Para diferenciar las especies de Lavandas debemos fijarnos en sus hojas y la flor.

Es una planta que precisa poda, ya que tiende a crecer y doblarse, apareciendo con un aspecto desgarbado, para ello se recomienda una poda de 20 cm tras la floración, intentando mantener la planta redondeada y baja.

Vive en zonas de media montaña de manera natural, en suelos calizos,  drenados, secos y arenosos, principalmente, tolera mal el encharcamiento y la sombra, va mejor a pleno sol, tolera bien el frío, va bien también en suelos pobres en nutrientes..

Es una planta con muchos usos tradicionales y actuales entre los que destacamos:

  • Antiséptico y cicatrizante
  • Antiparasitario
  • Relajante y carminativo
  • Para aromatizar armarios y espacios
  • Como aceite extraído de sus flores, para perfumes, jabones y lociones.

Este último aprovechamiento es el más usado actualmente, lo que está llevando a algunos agricultores del centro peninsular a plantar Lavanda de forma extensiva; se recolecta o cortan las flores en julio, tras el inicio de la floración, luego se secan y posteriormente se extrae el aceite, una hectárea de cultivo puede dar unos 25-35 litros de aceite.

Este cultivo tiene un bajo coste, ya que una vez plantado puede estar 10 años produciendo flores con buen rendimiento, siendo una opción más rentable que el cultivo de cereales tradicionales y con menos requerimientos.

Las variedades cultivadas van dese Lavanda angustifolia a híbridos con el Lavandín, buscando buena producción de aceites y calidad.

Fotos de un jardín de Cuenca y de plantaciones en Guadalajara.

Jardín en Cuenca.

Agosto 2018. Guadalajara.

Agosto 2018.

Espiga de flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad