Opuntia ficus-indica (Chumbera)

4 m de alto por 4 m de ancho. Planta arbustiva de la familia Cactaceae; es originaria de México y de ahí se ha extendido a las zonas cálidas de buena parte del mundo, en especial a toda la cuenca mediterránea y norte de África; muy común en la Península Ibérica, especialmente en el sur y la zona de levante.

Es una planta cactus, no tiene hojas y se forma a través de palmas o cladodios, que realmente son tallos ovalados y planos de unos 40-50 cm, según la planta crece, estas palmas se redondean, pierden las espinas y se vuelven cilíndricas.

Las palmas tienen dos tipos de espinas, unas largas y duras, otras sin embargo son cortas y finas, ambas se agrupan en unos cojincillos o gloquidios.

En el borde de las palmas superiores, a final de la primavera, brotan las flores de unos tubérculos llamados areolas.

Las flores y los frutos van desde el amarillo al rojo, dependiendo de la variedad y el momento de maduración.

El fruto es una baya, chumbo o higo chumbo, es ovalado y mide de 5-7 cm de diámetro y 5-11 cm de longitud, tiene una piel gruesa y cubierta de espinas, debajo de esta piel tenemos la pulpa y las semillas, que son duras y aplanadas, además en gran cantidad.

Es una planta muy resistente a la sequía, tolera muy mal las heladas; precisa suelos drenados, ideal para zonas desérticas o semidesérticas.

Las palmas tienen un 90% de agua.

El fruto tiene un 12% de azúcares.

Se reproduce bien por trozos de las palmas, tanto si es una entera o si es un trozo, ya que tiene capacidad de echar raíces y desarrollar una planta nueva.

Se cultivan en la Península Ibérica por sus frutos, todavía hoy, es frecuente ver la venta de estos frutos en plena calle a final del verano.

Hay que decir, que es importante tomarlos con moderación, ya que la gran cantidad de pepitas que tienen puede provocar estreñimiento importante.

La manipulación del fruto para su consumo es necesaria, hay que cogerlos de la chumbera, barrerlos o lavarlos para quitarles una buena parte de las espinas que porta el fruto, y de otra, hay que retirarles la gruesa piel, con guantes y navaja en mano, molestias que la mayor parte de la gente no está dispuesto a soportar.

En algunos lugares como Lanzarote, se cultivan para hacer un licor con la pulpa de sus frutos.

En Sudamérica se come tanto la palma como el fruto.

En España está declarada una planta exótica invasiva y no se permite su introducción en el medio natural, salvo para cultivo.

Otro uso habitual en la Península, es su uso como lindero, lo que crea una muralla verde, armada con miles de espinas.

Personalmente, tengo que decir, que es una planta conocida por mí desde pequeño, y aún hoy en día, mi padre a sus 81 años, cada otoño, se presenta con su plato de Higos Chumbos, procedentes de su terreno o de una variedad que tiene la pulpa verde y es muy dulce, cultivadas por un vecino suyo.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Chumbo, febrero 2018.

Palmas y chumbos, febrero 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad