Prunus pérsica (Melocotonero o Durazno)

6-8 m. Árbol caducifolio de la familia Rosaceae; su origen se sitúa en China, Afganistán e Irán (Persia), de ahí su nombre; su cultivo está extendido a las zonas templadas de gran parte del mundo; en la Península Ibérica se cultiva bastante en la zona de Levante, especialmente en Murcia (Cieza) y Teruel (Calanda) donde tienen gran prestigio por su calidad y cantidad; existen distintas variedades de este árbol.

Tronco de corteza lisa cenicienta, rugoso con el tiempo, de ahí salen ramas al principio ascendentes para luego extenderse a los lados, las hojas son oblongas, lanceoladas, acuminadas (alargadas terminadas en punta), borde aserrado, sin pubescencia y con estípulas caducas denticuladas.

Las flores brotan en marzo, son aisladas o geminadas, con numerosas brácteas (hojas que se producen en las proximidades de las flores), sépalos erectos y pétalos denticulados en el ápice, las flores son de color rosa fuerte. El fruto que produce es una drupa de 4-8 cm de diámetro, de forma más o menos redonda, el color de la piel es amarillo con tonos rojizos, en el centro tiene un hueso único, este hueso está profundamente surcado y en su interior tiene una semilla de forma almendrada.

Los frutos o melocotones tienen una piel cubierta de vello suave, pubescente, la pulpa es amarilla o blanca de sabor dulce y aroma delicado, pero podemos encontrar hoy en día variedades distintas como la nectarina, que es un melocotón sin vello, o los paraguayos, que son melocotones aplanados, es una de las plantas que más evoluciona dentro de la fruticultura.

Se adapta a distintos suelos, pero los prefiere frescos y profundos, no tolera el encharcamiento ni suelos muy calizos, resistente a las bajas temperaturas en invierno, necesita zonas aireadas y soleadas en primavera y verano para su óptimo desarrollo, en verano precisa riego regular, si el suelo es seco.

Las flores se autopolinizan, pero en esta labor son ayudadas por las abejas.

La siembre se hace a través de plantas injertadas, o se injerta sobre pies francos.

La poda se suele hacer dando forma de copa o palma al árbol.

El melocotonero es una planta que colonizan distintas especies de pulgones, y secundariamente los hongos, por lo cual debe ser revisado periódicamente en las zonas de su cultivo, también la fruta próxima a madurar es atacada por la mosca de la fruta, pudiendo afectar a la mayoría de los frutos.

En mi caso, he podido observar como los frutales que están en el césped, con suelo húmedo continuo, son atacados más frecuentemente por los insectos y hongos, mientras que los que están en secano permanecen más sanos, por lo cual, el ideal de riego es el goteo, en caso de ser necesario.

La vida media de estos árboles no suele ir más allá de 8-10 años.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Hojas y frutos verdes, primavera 2016.

Flores, marzo 2017.

Junio 2017, finca familiar.

Fruto maduro, septiembre 2017.

Melocotonero en flor, sobre campo de cereal, marzo 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad