Prunus domestica (Ciruelo)

5-6 m. Árbol frutal de hoja caduca de la familia Rosaceae, su origen procede del Cáucaso, Anatolia y Persia; actualmente se cultivan en zonas de clima no extremo de buena parte del mundo; muy común su cultivo en la Península Ibérica. Existen distintas variedades.

Su corteza es pardo rojiza, brillante y lisa, con el tiempo presenta grietas longitudinales, del tronco principal suelen brotar ramas alteras; las hojas son caducas, oblongas, de borde aserrado, verdes por el haz y pubescentes por el envés.

Las flores aparecen en las pequeñas ramas del año anterior, en el mes de marzo, genera una gran floración que hace que el árbol aparezca blanco, estas flores son solitarias, son blancas, aisladas y gemelas,  con 5  pétalos, 2 óvulos y sobre 20 estambres, la fruta es una drupa redondeada u ovalada, de piel fina, con pulpa abundante, dulce y jugosa, el hueso suele ser rugoso, aplanado lateralmente y con una costilla en uno de los laterales, germina durante el primer mes después de su liberación, luego se vuelve infértil.

El ciruelo no es muy exigente en cuanto a suelo, se adapta bien a los calizos, y a suelos profundos o superficiales, su sistema radicular es superficial, requiere suelos frescos y tolera el encharcamiento más que otros del género Prunus, por tal motivo, a veces, se usa para hacer injertos sobre él de otros géneros más exigentes, tolera bien las heladas y el frío, es sensible al viento, por lo cual puede perder parte de sus frutos y hojas.

Los frutos maduran en el verano desde junio a agosto, dependiendo de la variedad.

Variedades más comunes cultivadas en España:

  • Golden Japan, fruto grande amarillo dorado.
  • Santa Rosa, fruto grande, piel rojo intenso, pulpa amarillo rojiza.
  • Claudia, fruto mediano, piel verde dorada-violácea, pulpa verdoso dorado.
  • Agen, piel fina azul violeta, pulpa verde muy dulce, se suelen hacer pasas.

Hay otras muchas variedades.

Los ciruelos se reproducen por injertos, semillas (hueso) y vástagos, es un árbol rústico y duro.

Los ciruelos son atacados por multitud de enfermedades como distintos tipos de pulgones, cochinillas, barrenillos, etc. normalmente no matan al árbol, pero en plantaciones dedicadas a la comercialización de sus frutos, precisan un seguimiento continuo, para evitar mermas y pérdida de producción.

Texto elaborado siguiendo de cerca la web:

http://articulos.infojardin.com/Frutales/fichas/ciruelos-cultivo-ciruelo.htm

Fotos de la Serranía de Ronda.

Frutos maduros, agosto 2016.

Ciruelo en mi jardín, agosto 2016.

Flores y brotes de otra variedad, primavera 2016.

Detalle flor, 2016.

Ciruelo en flor, marzo 2017.

Más flores, marzo 2017.

Polinización, en este caso abeja melífera, marzo 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad