Capparis spinosa (Alcaparra)

30-50 cm de alto. Planta arbustiva semileñosa de la familia Capparaceae; es de origen mediterráneo, extendiéndose desde aquí a otras zonas áridas del mundo, bien como ornamental o como cultivo; en la Península Ibérica, la podemos encontrar en las zonas áridas de Levante, especialmente en Almería y Murcia; donde crece de forma natural y también se cultiva.

La planta tiene una raíz profunda que la fija y le proporciona la humedad necesaria para crecer en terrenos áridos, desde ahí parten tallos erectos que rápidamente se curvan, y acaban cubriendo el entorno con tallos rastreros de hasta 2 m.

Las hojas son simples, enteras, alternas, redondeadas (acabadas en pequeño mucrón amarillo) y con pedúnculo corto, en la base tienen un par de estípulas amarillas que se endurecen formando espinas curvas punzantes, el color de la hoja es verde grisáceo con corto vello blanquecino.

La flor es solitaria, grande de 5-7 cm de diámetro, se inserta en las axilas de las hojas, largo pedúnculo, hermafrodita, llamativa, en su base tiene 4 sépalos con tono rojizo, por encima de estos se sitúan 4 pétalos de color blanco rosado y dentro de estos numerosos estambres de color lila muy largos con anteras reniformes cargadas de polen; en el centro se encuentra el ginóforo (estilo), este sobresale de los estambres y es columnar, al final tiene el área sexual femenina de la flor, que una vez fecundada se convierte en carpóforo y posterior fruto; florece desde la primavera hasta final del verano.

El fruto tiene forma de vasija alargada y dentro contiene múltiples semillas.

Esta planta habita en suelos áridos, semidesérticos, en suelos pobres y soleados, laderas, taludes, pedregales, cunetas etc.; el tipo de suelo puede ser calcáreo, margas y arenales próximos a la costa, hasta los 900 msnm.

Se reproduce por semillas o por esquejes.

Esta planta tiene mucho interés en nuestra cultura mediterránea, ya que se consumen sus botones florales, llamadas alcaparras, como su fruto verde, llamado alcaparrones, ambos se recolectan y se encurten, tratándolos primero con agua, para endulzarlos, y luego en vinagre, para conservarlos y comerlos; podemos citar los aperitivos que se presentan con estos frutos, o la famosa Salsa Tártara, de la cocina italiana, como ejemplos.

También tiene un uso ornamental, ya que puede cubrir taludes y muros, sin necesidad de riegos ni mantenimiento, ya que es una planta muy rústica.

La planta fotografiada estaba en un lindero.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad