Sterna sandvicensis ( Charrán patinegro)

40 cm. Ave marina de tamaño medio que se distribuye por las costas de Europa, sureste de Norteamérica y Sudamérica, hay tres especies, de las cuales la “sandvicensis” corresponde a la presente en la Península Ibérica.
Estas grandes golondrinas de mar, tienen el cuerpo de color blanco puro y un suave tono gris sobre el dorso, tiene un capirote negro con cresta, más extendido en la época de reproducción; las patas son negras, el pico negro con punta amarilla; la cola es grande y ahorquillada; alas puntiagudas.
La cabeza es aplanada, lo que le permite la captura de los pequeños peces de los que se alimenta, para ello otea la superficie del agua a una altura de 10-15 metros, cuando localiza a un pez realiza un espectacular picado y posterior zambullida, lo que acaba, la mayoría de las veces, con un pez en el pico, también captura en menor medida, pequeños crustáceos, gusanos e incluso algún pollo de limícola; suele recorrer las aguas cercanas a la orilla del mar, buscando sus presas; aunque también se alimenta en mar abierto.
Es un ave ruidosa que emite un “kerrik” repetido y ruidoso.
Es un ave fácil de ver en migración en nuestras costas, tanto en primavera como en otoño, algunos miles de parejas crían en la Albufera de Valencia y en el Delta del Ebro, el resto van de paso al norte en primavera, y en otoño van a las costas atlánticas del centro de África; algunos ejemplares pasan el invierno en nuestras costas y cerca de nuestros humedales, sobre todo en la costa mediterránea.
La población europea se estima en unos 40.000 ejemplares, con tendencia negativa, pero curiosamente, en el mediterráneo, su población está aumentando.
Se reproduce en el suelo, de forma colonial, junto a otras aves marinas de tamaño medio, los nidos están muy cerca unos de otros, en suelo arenoso y desnudo, es una pequeña excavación en la arena, ponen 1-2 huevos, estos son incubados por unos 25 días por ambos progenitores, los pollos son nidífugos, aunque permanecen cerca del nido hasta pasado un mes, cuando ya pueden volar, el primer invierno lo pasarán con los padres, en grupo familiar.
Las colonias de crías suelen ubicarlas en bancos de arena y en menor medida en las paredes de islotes, son bastante sensibles a las molestias humanas, lo que supone un problema en nuestra masificada costa.
Se reproducen a los 4 años de edad.
Es un ave fácil de ver cuando paseamos por nuestras costas, yendo y viniendo en busca de peces, sus acrobáticos picados no pasan desapercibidos, también es frecuente verlos descansar sobre las boyas de señalización que están próximas a la costas.
Fotos de las costa de Doñana, Huelva, final de marzo 2019.

Marzo 2019, costa Doñana.

Marzo 2019, costa Doñana, iniciando picado.

Localizando peces, marzo 2019, costa Doñana.

Elevándose sobre el agua, tras zambullida, marzo 2019, costa Doñana.

Agosto 2019, jóven, Benajarafe, Málaga.

Agosto 2019, Benajafe, Málaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad