Lonicera japonica (Madreselva)

10 m. Planta enredadera trepadora de la familia Caprifoliacea; originaria de China, Japón y Corea; actualmente distribuida por la mayor parte del mundo de clima templado, incluso siendo una planta invasora en Norteamérica y Sudamérica, ya que se naturaliza fácilmente; en la Península Ibérica se utiliza abundantemente en parques, jardines, vallas, enrejados y muros, ya que crea setos verdes de color verde intenso y olorosos durante la floración.

Los tallos jóvenes son rojizos y pubescentes, los tallos viejos se vuelen más blanquecinos, leñosos y lianosos, con corteza que se desprende fácilmente.

Las hojas son de color verde claro, semicaducas, enteras, simples y opuestas, ovaladas de 3-8 cm de largo por 2-3 cm de ancho, el borde es liso, superficie plana y con algo de vello, punta aguda, pecíolo corto de menos de 1 cm.

Las flores brotan en el verano, en las axilas de las hojas, de ahí sale un pequeño tallo con dos hojas pequeñas y terminado en 2-3 flores, estas son blancas cuando brotan y amarillas pasados unos días, tienen forma tubular y acaban en un labio superior con 3-4 lóbulos y un labio inferior con un solo lóbulo, es una flor tubular del que emergen los estambres con final amarillo y el pistilo, miden unos 3-5 cm de largo; son muy aromáticas, exhalan un dulce perfume en el período estival, cuando florecen.

El fruto es una drupa de color azul oscuro, globosa y de 5-8 mm de diámetro; en su interior porta numerosas semillas.

Se reproduce bien por esquejes y semillas.

Precisa poda para mantenerla en su ubicación de destino, ya tiende a expandirse; a veces también hay que aclararla, ya que forma muros impenetrables, densos y pesados que pueden hundir la superficie de apoyo.

Se adapta a todo tipo se suelos, aunque los prefiere profundo y con materia orgánica, suelos drenados, buena tolerancia a la sequía y a las heladas, prefiere la sombra.

Puede llegara a ser invasiva, de hecho lo es, en buena parte de los lugares donde se ha introducido, desplazando a la flora autóctona con comportamiento alelopático ( parece que segrega sustancias que inhiben en crecimiento de otras plantas).

Tiene un principio que tiene efecto antivírico sobre el virus de la gripe porcina y gripe avícola, demostrado en laboratorio.

Ecológicamente sirve de refugio y alimento a numerosos insectos y aves, especialmente en floración.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Seto de madreselva en mi jardín, junio 2017.

Botones florales y hojas, junio 2017.

Flores, corola, estambres y pistilo, junio 2017.

Una más de la flor, junio 2017.

Unas flores más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad