Oriolus oriolus (Oropéndola europea)

24 cm. Ave de origen tropical que nos visita en primavera para reproducirse; se distribuye por la Europa mediterránea y templada hasta el suroeste de Asia, también en el noroeste de África; hay dos subespecies, la subespecie oriolus es la que se reproduce en la Península Ibérica.

Macho con cuerpo amarillo intenso dorado, línea ocular oscura, alas redondeadas negras con mancha amarilla en la muñeca, cola redondeada amarilla con ancha franja terminal negra, patas grises, pico rojo; la hembra es más discreta, con tonos verde oliva por encima y blanco sucio por debajo con cierto rayado, las alas y la cola son pardas y no negras, pico menos rojo; los jóvenes se parecen ala hembra pero tiene el iris marrón y no rojo, pico más apagado y zonas caudales más claras y rayadas.

Sus hábitat preferidos lo componen sotos ribereños, especialmente chopaleas, también huertas, grandes jardines y bosques caducifolios.

Se alimenta de escarabajos, orugas, arañas, mariposas y otros insectos, también come gran cantidad de fruta como cerezas, moras e higos.

Llegan a nuestras latitudes a mediados de abril, unos 10 días antes que las hembras, son monógamos, la hembra llega después y es la que se encarga de construir el nido, lo hace en una horquilla de una rama terminal, colgado a forma de cesta, usa para su construcción hierba, tiras de corteza, telarañas y lana, tras finalizar la construcción deposita de 3-6 huevos, la incubación es compartida y dura unos 16 días, los pollos los alimentan durante dos semanas y luego abandonan el nido; una puesta por año con reposición si se malogra.

Su vuelo es directo, potente y ondulante, migra de noche y se alimenta de día; aquí en la Península Ibérica comienza la vuelta a sus cuarteles subsaharianos en agosto y finaliza a mediados de septiembre.

Su canto acompaña a las alamedas en la primavera, es un canto aflautado y audible a gran distancia, es una onomatopeya, algo así como piupiu-oliuu, voz de alarma un cuejjj áspero. Ave difícil de ver y fácil de oír, en parte por ser muy forestal y hacer su vida prácticamente en los árboles; además su plumaje dorado es ideal para camuflarse en las chopaleas. A veces el canto es imitado por los estorninos, como se sabe son de los mejores imitadores que tenemos.

Para mi es una de las aves más bonitas que tenemos en la Península, tengo la suerte de tener un río con su ribera a unos 2 kilómetros, y desde allí vienen a mi jardín para alimentarse de moras en junio y llevarlas a los pollos, también visitan mucho las higueras a principios de septiembre, en paso postnupcial.

Fotos de la Serranía de Ronda.

oropendola1-web

Tragando moras, macho, junio 2016.

oropendola2-web

Pecho lleno de moras, junio 2016.

oropendola-joven-jul16-web

Joven en mi jardín sobre un fresno,

comiendo orugas y moras, julio 2016.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad