Quercus faginea (Quejigo, rebollo, roble carrasqueño)

Hasta 20 m de altura. Especie de roble que se distribuye por la Península Ibérica, excepto noroeste y continúa su distribución por la costa mediterránea hasta la península itálica; también lo encontramos en el noroeste de África; podemos decir que es un árbol típicamente mediterráneo.

Es similar a la encina pero de hoja caduca o semicaduca, de color más verde y con menos fronda; se adapta bien a todo tipo de suelos pero necesita algo más de humedad que la encina; soporta bien los cambios de temperatura incluso el clima continental, pero su adaptación no es tan extrema como la de la encina, por lo tanto lo encontramos formando bosques en zonas montanas, de preferencia en caras norte y frecuentemente asociado a otras Quercus, Tolera bien el sol y crece en zonas umbrías.

La hoja es simple de tamaño variable que puede llegar a 3-15×1’5-9 cm, oblongada, verde brillante por el haz y pálido por el envés, el borde es dentado y pincha, el tronco es gris parduzco, en los brotes tiernos presenta unas bolas marrones que en su interior tienen material esponjoso, se llaman agallas y es la consecuencia de la picadura de un insecto de la familia Cynipidae, este pica los brotes nuevos para poner sus huevos y se desarrollan estas bolas a modo del planeta de “Le petit prince”; las flores masculinas nacen de abril a mayo y son amentos simples de 2-4 cm, las flores femeninas son aislados o en pequeños grupos de tamaño mínimo, el fruto es una bellota con cúpula acrescente, de maduración temprana en el otoño y que germina rápidamente al contacto con el suelo y la humedad. Las hojas, a pesar de ser caduco, a veces llegan hasta casi la primavera de forma residual, fijada al árbol, incluso secas.

Este árbol puede vivir hasta 600 años y tiene un uso ornamental, en el sur llega hasta los 2000m de altitud en “Sierra de las Nieves” Málaga, donde son centenarios, en lugares húmedos a veces forma bosques puros, donde hay otras especies de robles es frecuente que se hibride siendo bastante difícil su identificación.

Se reproduce por las bellotas y también por rebrotes a partir de las raíces, en zonas muy expuestas al viento o con malas condiciones climáticas forma rodales arbustivos.

Los usos tradicionales de este árbol pasan por la elaboración de herramientas con su dura madera, en la construcción como vigas de carga, leña y carbón como uso energético; las tempranas bellotas las usan los cerdos en la montanera, siendo muy apreciadas; son amargas y no aptas para el consumo humano.

Fotos de la Serranía de Ronda 2016.

En la foto destacada se ve un gran quejigo y un arroyo al lado que a dejado al descubierto su enorme trama de raíces.

Quejigo3-web

Bosque mediterráneo de quejigo 2016 Grazalema

Quejigo4-web

Bosque quejigos sin hojas en invierno 2016  Grazalema.

Quejigo5-web

Flores masculinas

Quejigo-web

Fronda

Quejigo1-web

Hojas y agallas.

Flor femenina, primavera 2016.

Flor femenina, primavera 2016.

Flor masculina, abril 2017.

Flor masculina abriéndose, abril 2017.

Bellota de quejigo, septiembre 2017.

Agallas en distintos momentos de formación, septiembre 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad