Perdiz Común (Alectoris Rufa)

34cm. Residente y endémica de Europa. La patiroja, la perdiz ibérica por excelencia, el codiciado trofeo de los cazadores.
La perdiz común se distribuye por La Península Ibérica, Francia, norte de Italia y Sur de Gran Bretaña(introducida) y Córcega.
Muy común en las llanuras baldías, terrenos abiertos, campos de cultivo, dehesas mediterráneas y zonas arbustivas de la mayor parte de la Península.
Especie cinegética por excelencia que se caza al vuelo, y con reclamo enjaulado, desde puesto fijo en período prenupcial.
El macho es algo mayor que la hembra, pico y patas rojas intensas; cabeza gris por encima, garganta blanca hasta las mejillas y rodeado el blanco por negro que se ensancha en el cuello, ceja blanca; vientre y parte inferior de la cola de color ante intenso, dorso marrón castaño, pecho gris; en los flancos tiene bandas compuestas por negro, blanco, gris y castaño muy llamativas.
El macho principalmente y la hembra menos, tienen unos espolones en la parte posterior de las patas, estos crecen a lo largo de su vida, de forma que los ejemplares mas viejos los tienen mas grandes y en mayor número.
Nidifica en el suelo donde pone 10-16 huevos en una excavación somera recubierta de raicillas y plumas propias, normalmente entre la vegetación herbácea densa o al abrigo de un arbusto o talud, siempre en el suelo.
Los perdigones son nidífugos, nada mas nacer siguen a la madre y se alimentan solos, acompañando a esta hasta el otoño, donde ya son un bando homogéneo.
Esta especie tan nuestra está sufriendo una merma en sus poblaciones tradicionales, de un lado la caza, de otro la falta de agua, de otra los tratamientos con herbicida de los campos y barbechos donde viven, están contribuyendo a ello.
A priori no estoy en contra de la caza, siempre que la población lo permita, pero en el caso de la caza con reclamo o jaula, que se realiza en enero y febrero, si lo estoy, ya que es un período prenupcial o de celo, y en este período de celo la especie ya está emparejándose y apareándose por lo que considero es época de cría y la ley en su sentido estricto no lo permitiría; el período de cría incluye el celo, apareamiento, nido y cría de pollos hasta ser adultos, por mucho que insistan en lo contrario.

Pareja al atardecer en un día frío de invierno, diciembre 2018.

En mi caso particular, en mi infancia las he visto desde pequeño y les tengo gran admiración, esta foto está tomada en la zona de Acinipo, aquí en la Serranía de Ronda, una mañana de abril, donde se ve una pareja vigilante sobre una piedra, rodeada de campo de trigo y un gran lindero, cerca del nido.

Pareja en mayo 2016, en su entorno.

Una pareja en su entorno, miméticas, abril 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad