Galactites tomentosa (Galactite elegans, Cardona)

30-100 cm. Planta herbácea anual de la familia Asteraceae; se distribuye por el suroeste de Europa, y noroeste de África, también en Macaronesia (Canarias y Madeira); presente en zonas abiertas y cálidas de la Península Ibérica.
La planta surje tras las lluvias otoñales, al principio es una roseta de hojas oblongolanceoladas y pediceladas, avanzado el invierno empieza a desarrollarse el tallo, las hojas de éste son sésiles y alargadas hasta los 18 cm, tienen múltiples lobulos alargados y estrechos (pinnatisectas), son alternas, tienen el haz de color variegado, es decir, con áreas verdes y otras blancas, coincidiendo con las zonas nervadas, el envés está cubierto de fino vello tomentoso, las hojas tienen espinas en los ápices de los lóbulos y en los salientes del contorno foliar, son amarillentas y de hasta 15 mm de larga, punzantes; las hojas superiores son más pequeñas y estrechas; el tallo es también tomentoso.
El tallo es erecto y suele ramificarse en la zona superior.
La flor aparece al final del tallo, puede ser solitaria o varios capitulos al final del tallo (corimbiformes), tiene un involucro en su base, está formado por brácteas terminadas en punta larga aguda de color morado; la flor está compuesta por flores externas estériles, son largas y llamativas, las internas son hermafroditas y tienen una corola larga blanquecina donde sobresale el estilo de color lila fuerte, el color general de la flor puede ser rosada, lila o blanquecina; florecen desde marzo hasta julio, dependiendo de ubicación y altitud.
El fruto es una cipsela, es una semilla solitaria por flor con un zona plumosa en un extremo (vilano), lo que la ayuda a dispersarse en otoño.
Habitan en suelos de todo tipo, prefiriendo los subnitrófilos, y en menor medida los calizos, no tolera las heladas tardías, tolera bien el calor, precisa suelos moderadamente húmedos, precisa sol directo y espacios abiertos, presente en suelos pobre y secos; vive hasta los 1.300 msnm; normalmente en linderos de cultivos de secano, bordes de caminos y carriles, suelos abandonados, etc.
Esta planta es muy espinosa, por lo cual no permite su manipulación; lo que agradecen los insectos usándola como refugio.
Es uno de los muchos cardos que podemos encontrar en nuestro paseos campestres, un día de primavera.
Fotos de la Serranía de Ronda.

Flor, marzo 2020.

Tallo y hojas, marzo 2020.

Hoja, marzo 2020.

Planta en su entorno, marzo 2020.

Planta en su entorno, abril 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad