Lavandula multifida (Alhucemilla)

50 cm de alto. Planta de la familia Lamiaceae; se distribuye por el norte de África, Península Ibérica e Italia; frecuente en el área mediterránea y sur de la Península Ibérica.

Es una planta de porte medio de pequeño, tallo viejo leñoso, que rebrota cada año de su tronco.

Sus hojas son perennes de color verde amarillento o verde grisáceo, tiene mucho vello grisáceo presente en tallos y hojas; las hojas son perennes, compuestas y están divididas dos veces (bipinnatisectas), los folíolos son estrechos y pilosos, las hojas miden de media 35 X 20 mm, siendo más grandes las de la base y más pequeñas las superiores.

Las flores salen en el extremo de un pedúnculo de unos 35 cm de largo, su sección es cuadrada y en el extremo se suele dividir, dando soporte a varias flores, las flores aparecen en espigillas o conos elipsoidales formados por 4 flores en corte transversal, que se van girando según se asciende en el cono floral, son bilabiadas y el labio inferior tiene 3 lóbulos, el cáliz tiene forma tubular, lo que exige insectos de lengua larga para su polinización, como los abejorros (Bombus), la flor tiene un color azul añil muy intenso con marcación de las venas en tonos más oscuros, suele florecer la espiga de forma desigual, desde octubre hasta final de la primavera.

Las flores secas tiene dentro unas pequeñas núculas de color marrón, que son las semillas.

Habita en suelos arenosos, básicos o ácidos, tolera muy bien la sequía y mal las heladas, habita en lugares abiertos y soleados hasta los 800 msnm.

Se reproduce bien por semillas o esquejes.

Tradicionalmente se ha usado en infusión para tratar problemas digestivos, como las lombrices (vermífuga), y por supuesto, como otras lavandas, para aromatizar espacios, y elaborar perfumes y ungüentos.

Es una planta rústica y aromática que no debe faltar en un jardín ecológico, por su bajo mantenimiento y su bonita y constante floración a lo largo de buena parte del año.

Fotos de la Axarquía malagueña, Benajarafe.

Tallo con hojas y espiga floral, octubre 2018.

Hojas nuevas con pilosidad, octubre 2018.

Vista de conjunto de la planta, rebrotada en otoño, octubre 2018.

Flores en su entorno, en primer plano, abril 2019.

Enero 2020, pradera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad