Sus scrofa (Jabalí)

Altura: 90-160 cm los machos y 90-120 cm las hembras, pesan 70-90 Kg los machos (a veces bastante más) y las hembras 40-65 Kg, bastante más pequeñas que los machos adultos.

Su distribución original era Eurasia y norte de África, actualmente se han introducido en otras zonas del mundo, el cerdo doméstico proviene de él, mediante cruces y selección de ejemplares en el siglo XVII y XVIII, el cerdo doméstico se llama Sus scrofa domestica, es decir, una subespecie del Jabalí.

Es un animal de color gris a negro, cuerpo robusto, compacto, con poco cuello, cabeza en forma de cono, más alargada en las hembras y más corta y robusta en los machos; las patas son cortos y fuertes, las traseras más bajas qu ellas delanteras, acaban en dos dedos grandes con pezuña, en la parte posterior de la pata tiene dos residuos de dedos que, a veces, también aparecen marcados en la huella; el rabo es corto y las orejas pequeñas y rectas; tiene ojos pequeños con vista poco desarrollada, compensados con un excelente oido y olfato; el pelo está formado a base de cerdas largas 10-13 cm, piel gruesa y dura; en la boca destacan los caninos inferiores, que en los ejemplares adultos se giran hacia atrás y se salen de la boca, en su desarrollo chocan con los caninos superiores, lo que hace que se afilen, llamándose colmillos o navajas, que en los machos viejos pueden ser muy grandes, hasta 20 cm.

En la península Ibérica existen dos subespecies:

  • Sus scrofa castilianus, habita en el centro y norte peninsular, son grandes y con pequeño vello compacto debajo de las cerdas o pelo largo.
  • Sus scrofa baeticus, subespecie más pequeña que la anterior, sin vello debajo de las cerdas, habita en el sur peninsular y sistemas béticos.

Suelen hibridarse con el cerdo doméstico, dándo ejemplares silvestres de gran tamaño y pelaje claro.

Habitan en lugares que tengan alguna cubierta vegetal y agua, ya que son principalmente nocturnos y precisan lugares donde esconderse y descansar por el día.

Son animales sociales, suelen ir en grupos dirigidos por una hembra adulta y su última camada, y suele acomañar el grupo, un macho adulto, como retaguardia o defensa; los machos se emancipan al año, y suelen formar piaras de solteros, a veces, un jóven macho acompaña a un adulto viejo, hablándose de escudero.

Los machos viejos suelen ser solitarios, fuera de la época de cría; tienen un comportamiento territorial durante el celo, marcando los troncos de los árboles con sus colmillos o navajas y utilizando los lugares de baño o bañeras como parte de aviso de su presencia a otros machos.

Es un animal omnívoro, come de todo, desde vegetales, semillas, insectos, larvas, bulbos, pequeños mamíferos, huevos, carroña, basura, etc. Cuando se alimentan de bulbos, o buscan larvas en el suelo, hacen hozaduras, montoncitos de tierra removida con el hocico, ya que garcias a su fino olfato, localizan el alimento bajo tierra, apareciendo a vbeces, grandes zonas hozadas o removidas.

El celo comienza en noviembre y se prolonga hasta enero, durante esta época, los machos adultos (más de dos años) no dudarán en pelear con otros de forma agresiva, luego expulsarán a los bermejos ( jóvenes de menos de un año rojizos) de la compañía de la madre y se aparearan con las hembras receptivas.

El embarazo dura 4 meses, y parirán de 3-6 jabatos o rayones, ya que cuando nacen tienen 3-4 líneas amarillentas a cada lado del cuerpo, sobre fondo rojizo, pasados unos meses, estas rayas desaparecen y solo quda el color rojizo.

El parto ocurre en una cama preparada por la hembras y hecha a base de distintos restos vegetales, en una depresión, tras el parto, permanecerá en esta cama durante una semana, luego empezará a moverse con los rayones, recorriendo pequeñas distancias, el parto ocurre desde febrero hasta abril, normalmente una camada por año.

Precisan beber a diario, y se suelen bañar en barro con frecuencia, con distintos fines, desde refrescarse, como método de eliminar parásitos, etc.

Suelen vivir en libertad de 10-12 años.

Es una especie cinegética en nuestro país, y su población va en aumento, por lo cual precisa de un control de sus poblaciones, ya que no tiene depredadores naturales en la mayoría de sus áreas.

Es una especie que debido a su alimentación y voracidad, puede afectar negativamente a la biodiversidad de un espacio natural.

Es un animal que puede defenderse o atacar si se ve acorralado o se encuentra herido, cuidado.

Por último decir, que su carne es de gran calidad, y una de las mejores de caza.

Mi experiencia con este animal es poca, pero si recuerdo, que antes era difícil ver un jabalí, y ahora es fácil cuando vas a un espacio protegido, lo que demuestra su aumento de población.

Fotos de Sierra Tejeda.

Junio 2018, una hembra y tres rayones.

Adulto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad