Scolymus hispanicus (Tagarnina, Cardillo)

100 cm apróx. Cardo de la familia Asteraceae que se distribuye por toda la región mediterránea; bastante frecuente en la Península Ibérica con la excepción de la Cordilera Cantábrica y los Pirineos en las zonas altas y las caras norte; por el contrario es muy frecuente en el centro y sur peninsular.

Se trata de un cardo que puede vivir varios años, rebrotando cada año desde la raíz, con la llegada de las lluvias otoñales, o bien, puede aparecer como nueva planta a partir de las semillas.

En el verano se seca, quedando solo la raíz en estado latente.

Cuando brota se presenta como una roseta con la parte superior espinosa, lo que la protege del ganado, posteriormente desarrolla un crecimiento de estas hojas que se alargan, luego el tallo se vuelve erecto e inicia un crecimiento rápido, aquí las hojas se vuelven cortas y tienen el borde formado por largas espinas.

Florece de mayo a julio, las flores son axilares y finales, en número de 20-40 por planta, son flores que se presentan en capítulos, es decir, es una agrupación de flores diminutas que conforman una aparente flor grande de unos 5 cm de diámetro; tiene 3 brácteas espinosas cada flor, son de color amarillo intenso.

La semilla es de color oscuro, ovoide y comprimida, de 2-5 mm de tamaño cada una, tiene unos pelos y son aladas, germinan fácilmente y son duraderas.

El porte puede ser bastante erecto con ramificación solo en la parte alta y otras se ramifica desde el suelo, depende del ganado y las condiciones ambientales del entorno.

Habita lugares baldíos, eriales, linderos, arroyos, preferiblemente suelo arcillosos.

Esta planta es una verdura silvestre, se recolecta en invierno y primavera en muchos lugares, especialmente en el sur; se corta el tallo unos centímetros por debajo del suelo y se extrae, la parte comestible es la penca o nervios foliares antes que la planta se desarrolle y coja altura, para ello hay que pelar los nervios y liberarlos de los laterales que son espinosos, ello se hace, bien pasando los dedos y comprimiendo el nervio en sentido distal para arrastrar y quitar la parte espinosa, o bien con la ayuda de un cuchillo; una vez las pencas limpias, ya se pueden cocinar.

Se pueden usar en crudo en ensaladas, fritas, tortillas o como verduras para guisos y para «la Olla”; son muy populares en Cádiz para los guisos.

En mi experiencia personal, tengo que decir, que es una verdura que mi familia siempre ha recolectado en primavera y se ha usado como verdura para la Olla, que es un Cocido que se hace en el sur, en un principio se hace el caldo con los derivados del cerdo y los garbanzos, y como berza, en un segundo tiempo, se le ponen las tagarninas, resultando así un riquísimo Puchero u Olla de tagarninas, que he comido en casa desde pequeño.

Las flores también se usan como colorante a modo de azafrán, incluso se usa para adulterar el azafrán, por su parecido.

Fuentes: Mi experiencia personal, Asturnatura, Infojardin.org, Sierradebaza.org, Wikipedia.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Planta nueva verde, y al lado planta seca o espino del año anterior, mayo 2017.

Espino seco en invierno, febrero 2018.

Lista para cogerla, marzo 2017.

Detalle flor, mayo 2019.

Detalle flor, mayo 2019.

Conjunto de plantas en flor, mayo 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad