Carduelis spinus (Lúgano)

12 cm. Pequeño fringílido que se distribuye por casi toda Europa, norte de Marruecos y Egipto; las poblaciones europeas son residentes en el centro y migradoras en el norte; en Asia aparece en China Oriental y pasa el invierno en Indochina; en la Península Ibérica es principalmente invernante muy irregular con grandes entradas algunos años y escasa entrada otros, solo es reproductor estable en los Pirineos, y de forma menos continua en los sistemas montañosos del norte y centro, muy esporádicamente en los sistemas montañosos béticos del sur.

El color general es verdoso, pico pequeño y fino, macho con capirote y barbilla negro, ceja, pecho y obispillo amarillo liso, parte superior del ala oscura con una banda amarilla transversal, cola corta y negra con bordes amarillos, flancos gris claro listados de negro, espalda verde oliváceo listado de negro; la hembra tiene la cabeza gris verdoso listado y amarillo suave en la ceja y la barbilla, partes inferiores gris claro listado, dorso gris verdoso listado suave, obispillo amarillo listado de discreto negro, ala similar al macho pero con algo menos de amarillo, cola igual; los jóvenes son parecidos a la hembra pero más listados y tonos más apagados.

Se alimenta de semillas de los árboles, principalmente de alisos, abedules y coníferas, también de semillas de algunas gramíneas, en primavera alimenta a las crías con insectos.

En invierno cuando llegan se distribuyen por bosques de coníferas, huertos, grandes parques, barbechos, linderos y campos baldíos, a veces en pequeños grupos y otras en bandos con otros fringílidos.

Anida en bosques de coníferas húmedos, coloca el nido a gran altura y lo construye con musgo, líquenes y lana, en el interior plumas, raicillas y pelo animal y vegetal, la hembra pone de 3-5 huevos y los incuba de 11-14 días, durante la primera semana de vida los pollos los alimenta el macho y en la segunda semana ambos progenitores.

Especie muy irregular en la Península, hay inviernos que hay grandes irrupciones y otros apenas llegan, esto depende del éxito reproductor de la temporada anterior, disponibilidad de alimentos y condiciones climáticas.

Bastante discreto cuando vuela, y aún más cuando se alimenta, más fácil resulta identificarlo por la voz, en vuelo emite un chiia que lo delata, el canto de celo es un combinado de notas cortas chui- thui- chiririri.

No es muy esquivo cuando se alimenta, se da el caso que tengo un abedul en mi jardín, y como sé que se alimentan de él, en invierno cuando paso observo si hay alguno, y de vez en cuando ahí están, callados y alimentándose discretamente, en estos casos toleran bastante tu presencia y es fácil fotografiarlos, otra debilidad que tienen son las semillas de las casuarinas, árbol ornamental de algunos parques, donde se concentran grandes grupos para alimentarse.

Fotos de la Serranía de Ronda en invierno 2016.

Lugano-web

Hembra sobre flor de Populus nigra, febrero 2016.

Alimentándose de semillas de abedul en mi jardín. Dic-2015.

El mismo.

Macho, sobre semillas de casuarina, dic-15.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad