Rhynchophorus ferrugineus (Picudo rojo)

2-5 cm. Gran escarabajo de la familia Curculionidae; es originario del sureste asiático y desde aquí se ha extendido, especialmente por el área mediterránea, incluyendo la Península Ibérica, a partir de la importación de palmeras infectadas por sus larvas; la llegada se sitúa 1994 en Andalucía (Málaga), por importación de palmeras desde Egipto.

Es un escarabajo inconfundible, tanto por su tamaño grande como por su color anaranjado rojizo, hay pocas diferencias entre machos y hembras, estas últimas son más grandes y los machos tienen algo de vello en la base de la trompa.

Estos escarabajos tienen un ciclo biológico que pasa por 4 fases, huevo, larva, pupa y adulto, todas las fases se desarrollan en su planta hospedadora, en este caso las palmeras, parasitando palmeras del género Phoenix, Elaeis, Cocos, Washingtonia, etc.; especialmente colonizan palmeras del género Phoenix canariensis (Palmera canaria).

Su alimentación y desarrollo a expensas del interior de las palmeras lo que acaba matándolas, por destrucción de su estructura de soporta y los canales que portan la savia.

El ciclo se inicia con la puesta de 300-400 huevos por parte de la hembra fecundada, los deposita de forma aislada en la base de las hojas o en heridas de la corteza, desde aquí las pequeñas larvas ápodas, se introducirán en la corteza y comenzarán a alimentarse, creando túneles de hasta 1 metro de longitud, crecerán hasta unos 5 cm, posteriormente puparán en un capullo construido con fibras, de aquí emergerá el adulto, todo ello en un período de unos 120 días, por lo cual hablamos de 3-4 generaciones por año; pidiendo matar a una palmera en pocos meses.

Normalmente, esta especie se alimenta de una palmera hasta que muere, volando los adultos a otras, cuando ya no tienen posibilidades de seguir alimentándose en la ocupada; para ello los adultos tienen gran capacidad voladora y son capaces de volar a varias decenas de kilómetros de forma local; sin tener en cuenta, la capacidad del hombre para transportar árboles infectados de un país a otro, como ha ocurrido en nuestro país, donde llegaron palmeras de oriente para crear jardines y urbanizaciones en zonas costeras.

Los signos que muestra la palmera infectada, se manifiestan por amarilleamiento de las hojas, laxitud de las palmas o presencia de agujeros en la base de hojas y corteza.

Actualmente es una plaga que puede dejarnos sin palmeras si no tomamos medidas; para ello se están tratando con productos químicos que se inyectan en la corteza; con trampas de hormonas o eliminando palmeras infectadas; aun así los palmerales de las zonas costeras ibéricas se están viendo mermados, con lo cual se requiere una vigilancia constante para salvaguardarlos.

Poco a poco se van extendiendo y colonizando zonas mas altas, aquí en la Serranía de Ronda, a 700 msnm, está presente desde hace años, las fotos son de mi jardín, donde han llegado adultos volando, con un zumbido parecido a los abejorros, que llaman la atención por su tamaño y persistencia, ya que le atraen ciertos olores, volviendo una y otra vez.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad