Pterochloides persicae

2-4 mm. Pulgón grande de la familia Aphididae; provine de Oriente Medio, y de ahí se ha extendido a lo largo de la cuenca mediterránea; actualmente se encuentra en el sur, este y centro de la Península Ibérica, su primera detección fue en Murcia, en 1995.

El cuerpo es de color claro con manchas oscuras u oscuro con manchas claras, las zonas claras parecen estar más o menos marcadas en bandas, tienen tubérculos espinosos en el dorso; la patas están barradas de castaño claro y negro, las antenas están cebradas de blanco y negro, hay formas aladas con 4 alas y ápteras.

Las formas aladas colonizan otros árboles y fundan nuevas colonias, las ápteras agrandan las colonias una vez formadas.

Este pulgón tiene la posibilidad de reproducirse por partenogénesis o asexual, de esta forma las hembras ponen huevos de los que nacen solo hembras partenocárpicas o similares a su progenitora, esta es la forma normal de reproducción en condiciones climáticas favorables; pero también se pueden reproducir sexualmente, esto ocurre cuando las condiciones climáticas son desfavorables, normalmente en otoño, se aparean y ponen huevos en la corteza de los árboles, de esta forma se aseguran que la próxima primavera nacerá una nueva generación de pulgones, aunque los adultos mueran en el invierno.

Se localizan en el tronco o ramas de los árboles de la familia Prunus, es decir, almendros, ciruelos, melocotoneros, etc., se concentran en grandes placas oscuras cuando están en reposo, cuando se alimentan se dispersan algo a lo largo de la rama, se alimentan clavando su estilete en la corteza y succionando la savia, a su vez, estos pulgones al igual que otros, segregan una melaza que sirve de alimento a las hormigas y otros insectos, y que cuando se observa en el suelo delatan la presencia de estos insectos en el tronco, esta melaza en el tronco también es un excelente caldo de cultivo para que se asienten hongos como la negrilla.

El efecto que se produce sobre el árbol es un debilitamiento, con la consiguiente merma de la producción, defoliación e incluso la muerte de las ramas afectadas o el árbol completo, en los casos graves; su tratamiento biológico se realiza con varios tipos de mariquitas, que son sus depredadores naturales, y con los pájaros insectívoros; como último recurso cabe el uso de productos químicos.

Este pulgón está presente en mi jardín desde hace unos años, de hecho han colonizado un melocotonero y casi se ha secado, también lo he observado sobre un almendro.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Otoño 2015, en mi jardín sobre melocotonero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad