Mauremys leprosa (Galápago leproso)

20-25 cm. Tortuga acuática autóctona de la Península Ibérica; pertenece a la familia Geoemydidae, y se distribuye por toda la Península Ibérica, excepto el noroeste; también sur de Francia, y noroeste de África.

Su nombre deriva del aspecto sucio y, a veces agrietado, de su caparazón; de otra parte, cuando se siente amenazado segrega un líquido maloliente de unas glándulas inguinales, que unido a una descarga de heces y orina hace que nos disuada el cogerlos y acrecentar su apellido de «leproso» .

El dorso de su caparazón es de color verde pardo o marrón, aplanado con quilla vertebral destacada; el plastón o peto (zona caudal del caparazón) es de color amarillo, a veces, con manchas negras; los machos tienen el peto cóncavo y las hembras plano; la piel es de color oscura a veces con tono verdoso, en el cuello, cabeza, patas y cola pueden presentar líneas amarillas o anaranjadas; las patas delanteras tienen 5 dedos palmeados y las traseras 4 dedos, todos con largas uñas. Los ojos tiene un iris dorado y está atravesado por una banda negra, pupila negra.

Las hembras son más grandes que los machos y más pesadas, y los machos suelen tener la cola más larga. Viven ligadas todo el tiempo al agua, en invierno suelen hibernar en los meses fríos, para ello se entierran en el fango, en el fondo de una charca o poza, y reducen sus constantes vitales al mínimo; también pueden estíar y enterrarse en el barro durante el verano, hasta que vuelva el agua, en caso de desecación estival de su entorno.

Son omnívoras, pero se alimentan principalmente de carne e insectos, y de todo animal acuático que pueden atrapar.

El apareamiento se inicia en marzo y se extiende hasta julio, empieza con una serie de roces y carantoñas a la hembra, a veces, pueden llegar a ser agresivas, si la hembra acepta, el apareamiento dura unas 3h, luego la hembra permanecerá grávida durante 2 meses y finalmente realizará la puesta (4-20 huevos) en la orilla del río o la charca, en un agujero de unos 10 cm que excavará con sus patas posteriores, en suelo soleado y ligero; las crías nacerán con 2\’5 cm de tamaño a los 90 días apróx. y se refugiarán rápidamente en el agua. Puede hacer dos puestas o más al al año, depende de la zona y el alimento disponible. La madurez sexual la alcanzan pasados los 5 años de vida, en los machos, y pasados los 10 años en las hembras.

Bastante longevas, pueden vivir más de 20 años, y llegar a pesar más de un 1 kg.

Fotos de una Laguna artificial en Málaga capital.

Galápagos soleándose, marzo 2016, Guadalhorce.

Abril 2017, río Guadiaro.

Pequeño galápago en un riachuelo de Monfragüe, mayo 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad