Aeshna cyanea

70 mm. Libélula grande de la familia Aeshnidae; se distribuye por el sur y centro de Europa, Oriente Medio y norte de África, es decir, paleártica; bien distribuida en la Península Ibérica, siendo más escasa en el sur peninsular.

Libélula grande con tonos distintos en machos y hembras; los machos tiene de color de base el negro y marrón oscuro, sobre él destacan en el tórax bandas amarillas verdosas tanto antehumerales como en los laterales, la cabeza tiene negro, amarillo y azul, sobre el abdomen presenta manchas amarillas verdosas y azules, las azules se marcan en cada segmento, ubicados en zona lateroventral, cunado estas marcas se aproximan al final del abdomen se vuelven más grandes y dorsales, fusionándose en los últimos segmentos, las las son transparentes con nervatura negra y pterostigma negro azulado; las hembras tienen tonos en general más apagados, su color de fondo es marrón castaño y sobre el destacan en tórax bandas de color amarillo verdoso suave, cabeza de color marrón y amarillo, abdomen con manchas de color amarillo suave verdoso, no tiene azul, las alas son similares al macho pero con el pterostigma de color más claro, desde marrón a pálido.

Vuelan desde agosto hasta noviembre, es uno de los últimos odonatos en emerger, los adultos son buenos cazadores, son territoriales y descansan posados verticalmente en ramas de arbustos o árboles.

Cuando jóvenes se suelen alejar del agua, encontrándose en bosques abiertos, jardines, parques,etc., una vez completan su madurez, vuelven al agua para aparearse y hacer la puesta, normalmente en octubre.

Las larvas tardan de 1 a 3 años en completar su ciclo, en el sur peninsular de desarrollan en ríos de montaña con abundante vegetación de ribera, en el norte usan distintos hábitat acuáticos, desde estanques, albercas, piscinas, arroyos y lagunas, normalmente de poca o nula corriente.

Es una libélula curiosa, que cuando nos ve, se acerca a inspeccionarnos y luego sigue su camino.

Foto de la larva de País Vasco, verano 2018, en una pequeña charca, en la cuneta de un carril rural.

Agosto 2018. Guipuzcoa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad