Crematogaster scutellaris (Morito)

3’5-5 mm. Hormiga de la familia Formicidae; se distribuye alrededor del Mediterráneo, alcanzando el centro de Europa y Oriente Medio; en la Península Ibérica es muy común en las zonas cálidas arboladas, especialmente en los encinares y alcornocales del sur.

Hormiga de tamaño medio con la cabeza rojo anaranjado intenso, tórax y abdomen negro brillante, el abdomen se estrecha progresivamente hasta terminar en punta, es una especie bicolor.

Viven principalmente en madera muerta, es decir, tocones, ramas y troncos muertos, también bajo la corteza de los árboles, especialmente bajo el corcho de los alcornoques, también puede vivir en fisuras y grietas de paredes, donde construye su nido con fibras de madera masticada.

Las colonias suelen ser grandes, a veces, con miles de obreras y varias colonias, una principal (con la reina) y otras secundarias.

Se alimentan de los azúcares de los pulgones y de insectos muertos, también depredan pequeños insectos, donde se incluye la oruga de la procesionaria del pino, por lo cual en este caso tiene un efecto beneficioso.

Las puestas de huevos las realizan en verano y pasan el primer invierno como larva de segundo estadío, en primavera pasan a tercer estadío y pupan en verano, la eclosión de adultos es máxima a mediados de agosto y a final de agosto emergen los individuos sexuados, realizando los vuelos nupciales.

Son agresivas, cuando se las molesta, o se percute sobre la madera de la colonia, salen rápidamente con el abdomen levantado y las mandíbulas abiertas, segregan una feromona al final de abdomen que excita a toda la colonia, lo que se traduce en un montón de hormigas que muerden y pican a cualquier intruso.

En el caso de los alcornoques, producen una merma de la calidad de este, ya que lo agujerean, además del problema que ocasionan al manipular el corcho, por sus mordiscos y picaduras, suponiendo un problema.

En mi jardín tengo varias colonias, forman hileras de obreras en dirección a las fuentes de alimento, luego suben por la pared de mi terraza, por lo cual supongo que tendrán el nido en el tejado, yo no me meto con ellas y ellas no se meten conmigo; aquí las llamamos Moritos.

En la foto destacada se observa en posición de alerta, ante un congénere muerto, abril 2017.

Fotos de la Serranía de Ronda.

Abril 2017, sobre mi balaustrada.

Varias, abril 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Naturaleza Para Todos

Web dedicada a la biodiversidad de la Península Ibérica

Naturaleza Para Todos © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close
Al aceptar o seguir navegando, usted acepta la política de cookies.    Más información
Privacidad