Categorías
Vegetales

Lathyrus tingitanus (Almorta)

50-150 cm. de longitud. Planta herbácea anual de la familia Leguminosae; se distribuye por el área mediterránea occidental y Macaronesia (Azores, Canarias y Madeira); en la Península Ibérica se encuentra principalmente en Cataluña, Andalucía y centro y sur de Portugal.
Es una planta trepadora de largos tallos, el tallo tiene un ensanchamiento lateral a modo de alas y aspecto cuadrangular, su base puede estar algo lignificado; los tallos suelen terminar en un zarcillo que utiliza para trepar y fijarse a la vegetación circundante, suele estar ramificado; en las bifurcaciones suele tener estípulas aladas.
Las hojas están formadas por dos foliolos que aparecen próximos pero desiguales en el tallo, raquis largo y rígido, forma lanceolada y terminados en un mucrón, color verde menta y matices morados en los contornos.
La flor aparece en tallos florales axilares rematados por 2-3 flores, estos tallos miden 6-15 cm, la flor tiene un pequeño pedúnculo y un cáliz terminado en dientes, la corola es de color púrpura intenso y cuando se empieza a marchitar pasa a azul oscuro, destaca un pétalo grande que envuelve lateralmente toda la flor, dos lóbulos más pequeños laterales y uno pequeño central que asciende desde la zona inferior y protege los órganos reproductores. Florece desde abril hasta julio.
Las semillas son legumbres en vaina larga de unos 8 cm de largo por 1 cm de ancho, de forma alargada, verdes al principio y con tonos morados.
Las semillas son redondeadas, oscuras y lisas, unas 6-10 semillas por vaina, se dispersan en verano.
Esta planta crece en claros de matorrales, cunetas, taludes, terrenos abandonados etc.; prefiere suelos nitrogenados pero también se adapta a los calcáreos, siendo poco exigente.
Adquiere un gran desarrollo apoyándose en la vegetación que la rodea, llamando la atención sus gruesos tallos y sus flores vistosas que se elevan en las zonas más altas de la planta.
Esta planta es rica en polifenoles, sobre todo sus semillas, estos polifenoles están reconocidos como potentes antioxidantes, antiinflamatorios y anti envejecimiento, siendo sus concentración mayor en esta leguminosa, por lo que puede tener un uso en humanos, como ya ocurrió en otros tiempos; para su consumo se recomienda informarse previamente de sus cualidades y proporción en una dieta saludable, ya que en una proporción alta pueden provocar secundarismos importantes.
Fotos de la Serranía de Ronda.

 

 

 

 

Flor, abril 2020.

 

 

 

 

Flor marchita, abril 2020.

 

 

 

 

Foliolos y zarcillo enredado, abril 2020.

 

 

 

 

Pradera con abundantes flores, abril 2020.

 

 

 

 

Fruto en vaina aun verde, abril 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *