Categorías
Aves I

Gallinula chloropus (Gallineta común o Polla de agua)

32-35 cm de longitud, 50-55 cm de envergadura. Ave asociada a medios acuáticos que se distribuye de forma cosmopolita, siendo la subespecie Chloropus la que está presente en el Paleártico occidental, incluyendo la Península Ibérica. Ave, como hemos dicho, de distribución casi mundial, y bastante común en todo tipo de hábitat húmedos.

El pico tiene la punta amarilla intenso, el escudo de la frente y el resto del pico es de color rojo intenso, el dorso es de color marrón oliváceo con reflejos y los laterales de color gris oscuro atravesados por una línea discontinua blanca; la nuca y el cuello son de color gris azulado oscuro, debajo de la cola tiene un parche de plumas blanco muy llamativo y que usa en la comunicación con otros congéneres, las partes inferiores son de color gris oscuro, patas amarillas verdosas con rojo en las rodillas, dedos largos y sin membranas interdigitales. Emiten un sonido de contacto “tec-tec” y un “curric” inconfundible, a veces se oye más que se vé.

Los jóvenes son de tono marrón y sin rojo en la frente.

Habita todo tipo de humedales, márgenes de río, pantanos, marismas, acequias, presas, etc., siempre que tengan vegetación palustre en sus orillas o alrededores; muy adaptativa, usando ambientes degradados e incluso contaminados.

Su alimentación es omnívora, la base serían insectos acuáticos y partes tiernas de la vegetación acuática, pero también se alimenta de semillas, bayas, brotes e incluso carroña. Se alimenta tanto en el agua como en la tierra circundante.

Se reproduce en los márgenes de las masa de agua, en esta época se vuelve muy territorial, construyen un nido elevado sobre el agua y entre la vegetación acuática a base de materia vegetal del entorno, luego la hembra pone unos 8 huevos que empollarán ambos progenitores por unos 21 días, los pollos son nidífugos y tardarán un poco más de un mes en ser independientes, aún así, estarán cerca de los padres y les ayudarán en la alimentación de la siguiente puesta. Los pollos recién nacidos tienen un plumón gris y largo.

En la Península Ibérica los ejemplares que crían son residentes, pero en invierno recibimos ejemplares que hibernan o pasan por aquí en sus viajes migratorios, buscando zonas más templadas para pasar el invierno, por lo cual la población se incrementa.

Esta ave está en expansión, gracias a su capacidad para colonizar todo tipo de enclaves húmedos y su amplia dieta adaptativa.

Fotos de la Desembocadura del Guadalhorce, Paraje Natural.

Febrero 2016.

Febrero 2019, Doñana. Huelva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *