Categorías
Aves I

Circus pygargus ( Aguilucho cenizo)

39-50 cm de longitud y 96-116 cm de envergadura.

Aguilucho que nos visita en primavera y verano para reproducirse, ocupa Europa, excepto la parte mas al norte y Asia central y del sur; hiberna en África subsahariana.

En la Península Ibérica se distribuye ampliamente, excepto en zona costera atlántica, ocupa campos de cereal, llanuras abiertas, zonas con vegetación palustre y zonas arbustivas densas.

Tiene una silueta delicada y esbelta, las alas son largas y menos anchas que el Aguilucho pálido, con el que se puede confundir; cola larga; el macho tiene una coloración muy distinta a la hembra, es de color cenizo o gris por encima con las primarias oscuras y una banda negra sobre las rémiges secundarias, ala puntiaguda; por debajo es gris en cabeza, cuello y pecho, según es mas adulto el gris cubre también el abdomen,  alas negras en su extremo y banda negra a través de las rémiges secundarias, frente alar gris y zona central del ala barrada de castaño para finalizar en ancha banda clara o gris; la hembra sin embargo es de mayor tamaño y más pesada, de tonos más oscuros y parduzcos, partes superiores oscuras y cola barrada, alas con banda oscura fuera de las coberteras, parte inferior con coberteras barradas de castaño rojizo y el abdomen barrado de negro rojizo, ala con bandas claras y oscuras que se alternan, cola barrada de gris vista desde abajo; en ambos sexos el obispillo es blanco; los jóvenes son parecidos a las hembras pero con el abdomen rojizo más intenso y las coberteras caudales rojizas. Hembra y joven con blanco discreto alrededor del ojo.

Se alimenta de pequeños reptiles, insectos, micromamíferos, anfibios y pequeñas aves por lo que podríamos decir que es un aliado de los agricultores.

Actualmente por falta de campos con buena cobertura vegetal, elige como zona para criar los campos de cereal, durante unos años, ha tenido un gran declive ya que la siega temprana de estos cereales de corto ciclo acababa con las nidadas, actualmente en varias comunidades autónomas hay un programa de protección de esta especie, y se censan los nidos y se sensibiliza y ayuda  a los agricultores para que retarden la cosecha y los pollos puedan salir adelante; en estos últimos años parece que la especie se ha estabilizado y tiende a recuperarse algo.

Es un ave que vemos volando suavemente con las alas en V, como flotando sobre los campos, de vez en cuando hace un giro brusco y se deja caer en el intento de atrapar un insecto, lagartija, polo de triguero, etc., en paso migratorio es muy frecuente en la Península, aunque hay que decir que su camino de migración no pasa obligatoriamente por el Estrecho de Gibraltar, ya que abarca gran parte del mediterráneo.

Hembra y joven emiten un pii-ii cuando reciben comida, y la voz de alarma consiste en un chit-er-it-it-it rápido.

El nido lo construyen en el suelo con vegetación  acumulada y recubierto de material más fino, y suelen hacer puestas numerosas entre 4-5 huevos que incuba la hembra de 27-40 días, en un mes aproximadamente abandonan el nido y una semana después se independizan; el hacer la puesta entre final de abril y mayo hace que los pollos sean aun pequeños para final de junio que es cuando se cosecha, de ahí los problemas citados antes.

Foto de la Serranía de Ronda. Joven a final de verano 2015.

Aguilucho-cenizo-1-web

Aguilucho-cenizo-web

visión dorsal.

Macho, agosto 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *