Categorías
Aves I

Circus aeruginosus (Aguilucho lagunero)

43-55 cm de longitud y 115-140 cm de envergadura. El Aguilucho lagunero se distribuye por gran parte del mundo en zonas templadas y tropicales, la subespecie que tenemos aquí es la “aeruginosus” y se distribuye por toda Europa en primavera y verano ocupando las zonas húmedas, luego en otoño migra hacia sus cuarteles de invierno en África, pero una parte de la población se queda en el sur de Europa a hibernar, especialmente en la Península Ibérica, donde es fácil de ver en los humedales y cuenca de los ríos tanto criando en primavera, como en invierno, a esto se suma la migración que atraviesa la Península Ibérica dos veces al año.

Es el Aguilucho mas grande que tenemos en la Península y mas pesado, aún así su silueta es estilizada con grandes diferencias de plumaje entre el macho y la hembra, su cola es larga y redondeada.

El macho con el extremo del ala negro, borde alar delantero manchado de blanco y resto del ala gris, cola gris, espalda y supracoberteras castaño, el vientre es castaño y las infracoberteras caudales tienen un tono castaño, patas amarillas y la cabeza y pecho es blanco amarillento.

La hembra es en general más oscura con tonos pardo y castaños, lo que más destaca en ella es que tiene la cabeza blanco amarillento y la garganta también, lo que contrasta mucho con el resto del plumaje, suele tener el borde alar blanco y manchadas por encima de blanco las coberteras e incluso la espalda.

Se elevan con las alas en V de forma suave, sobrevuelan los terrenos donde se han instalado para capturar micromamíferos, pequeñas aves, anfibios, peces, reptiles e insectos, también come carroña cuando no tiene otro alimento disponible, sus territorios de caza van más allá de las zonas húmedas, para ello patrulla laderas, campos de cereal y linderos en busca de presas.

La pareja realiza vuelos de exhibición nupcial sobre el territorio elegido, luego construyen un nido sobre el agua somera o en la orilla, entre la vegetación palustre ( carrizos, eneas, juncos, etc.) que construye con estos mismos materiales vegetales, posteriormente la puesta es numerosa de 3-8 huevos que suele incubar la hembra, el macho aporta la comida, tras 31-38 días de incubación nacen los pollos y tras 35-40 días estarán listos para volar.

En invierno suelen dormir juntos, eligiendo para ellos dormideros entre la vegetación palustre o árboles próximos al agua.

Esta especie tuvo un fuerte declive a mediados del siglo pasado, actualmente se está recuperando poco apoco y cada vez es más fácil de observar, tanto en migración como establecida en nuestros humedales.

Foto destacada de hembra en Doñana. Invierno 2015.

Aguilucho-lagunero-2-web

Descansando en la Serranía de Ronda. Otoño 2015.

Aguilucho-lagunero-1web

Siguiendo su viaje a África. Hembra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *